viernes, 15 de septiembre de 2017

RETO VERANO 2017

En abril de 2016 me lesioné la rodilla izquierda: edema óseo por sobrecarga de esfuerzo y fatiga del material (hueso, músculo, cartílago ...). Había sometido mis rodillas a demasiados kilómetros corriendo y con poca técnica en bajada ... eso me destrozó. El médico me recomendó nadar para no perder la forma durante los meses de recuperación, pues necesitaba dejar de correr durante meses. De hecho, he tardado más de un año en volver a correr con normalidad y, además, en bajadas largas por terreno duro, uso cintas rotulianas y procuro ser muy disciplinado con la técnica.
Nunca había nadado en serio. Resignado y a desgana - yo soy de bucear -  empecé a nadar en la piscina. Al cabo de dos meses, la natación se hizo imprescindible en mi vida. Desde aquí, mi agradecimiento a Joan Marc, el entrenador de natación.
Cuando conseguí nadar 3.000 m sin parar, a ritmo suave y sin cansarme mucho, me propuse un proyecto: nadar alrededor de cada uno de los “Illots de Ponent” de la costa Oeste de Ibiza.
A saber (de Sur a Norte): S'Espartà, Ses Bledes (Porros, Grossa, Plana, Rodona de l'Oest i Rodona de l'Est), Es Freus de Conta, S’Illa Bosc,  Sa Conillera, Es Pallaret, S'Illeta (Cala Salada) i Ses Margalides.

La verdad, el reto ha sido la vuelta a Sa Conillera: 7.954 m (sin recortar entre puntas y nadando siempre viendo el fondo del mar), que he conseguido este pasado 25 de agosto, nadando en solitario, corrientes, olas y medusas. Un sueño.

Para completar la lista, ya sólo me quedan dos illots pequeños: Sa Bleda Grossa y Sa Bleda Plana, que dejo para disfrutar en 2018.
Quedan para futuros proyectos, Es Vedrà i Vedranell, S’Espardell i Es Tagomago.

La foto: llegando a l'Estança de Dins, la zona protegida de viento y olas.

0 comentarios:

Publicar un comentario